MINAS DE HIERRO DE OJOS NEGROS (TERUEL)

Las minas de hierro de Ojos Negros se encuentran en la llamada “Sierra Menera”, en los límites de la provincia de Teruel y la de Guadalajara. Se cree que estos yacimientos eran ya conocidos por civilizaciones romanas y árabes como así lo demuestran los numerosos vestigios encontrados en la época de mayor esplendor en la explotación de estas minas. Fueron tan importantes que llegaron a tener ferrocarril propio para el transporte del mineral hasta el Puerto de Sagunto.

Hoy en día, el trazado del ferrocarril se ha convertido en una vía verde. El conjunto formado por más de veinte minas hacían de este yacimiento el más importante para la extracción de hierro en España. Las explotaciones eran a cielo abierto sin necesidad de galerías. Destaca una de las cortas anegada por el agua formando un bonito lago.

En el pueblo de Ojos Negros llegaron a vivir cerca de 4000 trabajadores de las minas. Cerca de las explotaciones, se sitúa el barrio minero del que todavía se conservan las casas que para tal fin se construyeron. En la parte de Teruel, cesaron las actividades en el siglo pasado a mediados de los años 80. Se conservan parte de las instalaciones y gran cantidad de escombreras.

El mineral principal es la goethita (fundamentalmente, limonítica) íntimamente relacionada con la siderita. Destacan las geodas de dolomita, sobretodo las incoloras, muy apreciadas por los coleccionistas de minerales. Otros minerales que aparecen son la calcita y el aragonito piramidal.