MINAS DE LOS MASES DE CRIVILLÉN (TERUEL)

Durante el último cuarto del siglo XIX y la primera mitad del XX fue muy activa la minería de los óxidos de manganeso en la provincia de Teruel, siendo el lugar conocido como los Mases de Crivillén, dentro del término municipal de Crivillén, la zona donde adquirió mayor relevancia su explotación.

Para acceder a los Mases hay que tomar una pista, estrecha pero en buen estado, que parte de la carretera de Andorra a Gargallo junto al desvío que se dirige a Crivillén. Una vez en los Mases, se pueden descubrir numerosas galerías horizontales de las que se extraía el mineral de forma artesanal.

Este estaba formado, básicamente, por pirolusita de buena calidad, presentándose en nódulos de gran pureza, impregnando las distintas capas del terreno, o bien rellenando cavidades kársticas. En las escombreras es también habitual encontrar la pirolusita formando cristalizaciones plumosas. Suele venir mezclada con otros óxidos de manganeso y, en ocasiones, también con óxidos de hierro, fundamentalmente goethita.