MUSEOS

Un museo mineralógico es, fundamentalmente, didáctico estando preparado para todo tipo de visitas, especialmente de aficionados y coleccionistas. Se trata de mostrar al público en general, la belleza, cristalización, singularidad, rareza, etc., de las diferentes piezas allí expuestas.

Se ordenan, atendiendo a diferentes criterios: sistemática mineral, yacimientos, propiedades específicas, antigüedad, etc., en diferentes vitrinas iluminadas para resaltar las características fundamentales de dichos minerales. También aparecen diversos paneles y carteles que ayudan al visitante en la comprensión de todo lo anterior.


En definitiva, un lugar para aprender más sobre el mundo mineral
.