FERIA EXPOMINERALES 2015
Por Jesús Fraile Rodrigo

Durante los días 6 al 8 de Marzo se celebró la 35 edición de la Feria Expominerales 2015 en el patio de entrada de la escuela de ingenieros de minas de Madrid. Coincidiendo con nuestro “puente” festivo en Zaragoza del 5 de Marzo varios socios de la Asociación planeamos nuestro viaje para visitar este importante evento. Paco Cebolla, Jesús Clemente, los nuevos y activos socios Kolorines y Capelindo y nuestra querida tesorera Maria Antonia que además cumplió años durante la Feria acudimos a la cita madrileña.

La Feria de Minas de Madrid es una feria especial. Puede ser por el entorno en el que se respira Geología y Mineralogía por cada rincón de la escuela, puede ser por el fantástico Museo que se puede visitar durante esos días (todavía recuerdo con emoción la vitrina con la paragénesis de Hiendelaencina con su macrocristal de Freieslebenita o la vitrina con Piromorfitas de El Horcajo) o por los eventos añadidos en forma de conferencias, de exposiciones o de la presentación del 7º tomo de la enciclopedia “Minerales y Minas de España” de Miguel Calvo, pero la Feria de Madrid es una Feria “Especial”. Uno puede conocer y charlar durante esos días con la punta de lanza de la mineralogía española y te cruzas por los pasillos con César Menor, con Benjamín Calvo y con todos los que “saben” de la mineralogía española en la actualidad.

En cuanto a la Feria propiamente dicha, quizá poco que comentar. Quizá más de lo mismo aunque más caro (o por lo menos eso me pareció a mí), sin grandes novedades. Me llamaron la atención las wavellitas y las pirolusitas del puerto de las Camelias en Cáceres que tenía nuestro amigo Marcos, junto con las strengitas que tenía Fabre de la misma mina, un lote de piritas en caja de cerillas de Valdeperillo que tenía el puesto de Gea y unas baritinas de San Ginés que tenía Eliécer y Antonio Alvarez con mucho brillo. Había mucho material de Panasqueira en muchos puestos pero, a mi entender, excesivamente caro para la calidad que presentaba.

También me llamaron la atención unos metacinabrios que tenía Manuel de Torres que fueron el inicio de un debate sobre este raro mineral y las maravillas estéticas de los puestos de Luis Miguel Fernández y de Fabre.
Pero sobre todo esta feria ha sido la feria del Oro. Partiendo de la propia exposición de pepitas de Casas de Don Pedro en Badajoz por parte de Alberto Rivas y continuando con las conferencias sobre “pepitas de oro en España” por parte de Santos Barrios y sobre “el oro de Navelgas, desde los romanos hasta nuestros días” por Cesar Castaño se ha realizado un repaso a la actualidad de este metal precioso en España. Además tuve la fortuna de conocer y conversar con Alberto Rivas, y debo indicar que los tres cuartos de hora largos que pasé con él, escuchando el método de explotación que utilizaban los romanos en esa zona para salvar el problema de la abundancia superficial de agua fueron extraordinarios y por si solos ya compensaban el viaje a Madrid.

Además Don Miguel Calvo (DON con mayúsculas) nos presentó el 7º tomo de su ingente obra “Minerales y Minas de España”, dedicado a los fosfatos. ¡Animo Miguel!, ya queda menos. Ahora que andas un poco “achacoso” de salud, tu obra ha hecho y hará historia en la mineralogía española y el resultado merece absolutamente la pena.

Concluyo indicando que siempre vuelves con la sensación de que podía haber hecho más, que podía haber aprovechado para ver más cosas, pero siempre vuelves con la sensación de haber enriquecido tus conocimientos mineralógicos y haber gozado hasta el agotamiento el fin de semana. En resumen que la visita a la Feria ha merecido la pena. ¡Hasta la próxima!