UNA NUEVA EXCURSIÓN A REMOLINOS
Por Mª Antonia Royo

El domingo del pasado puente de la Inmaculada, realizamos, de forma improvisada, una pequeña pero agradable excursión que nos hizo pasar una mañana muy agradable. Cuando salimos de Zaragoza la niebla y el frio invadía la ciudad pero cuando llegamos a nuestro destino, poco a poco, fue saliendo el sol y la temperatura era un poquito más agradable.

Fuimos un pequeño grupo de asociados al cual se unió Susana y Pedro a los cuales fue un placer conocerlos. Llegando a Remolinos justo cuando acaba el pueblo, se encuentra el Barranco de las Salinas. Dicho barranco está repleto de agujeros de antiguas minas, explotadas en el pasado de forma artesanal.

Nada más entrar en el barranco, podemos encontrar una cueva con cubos de "YESO PSEUDOMORFICO DE HALITA". Algunos, de tamaño bastante grande (aunque cada vez son más escasos). Encima de la cueva un pequeño filón de glauberita.

Siguiendo el barraco, hay zonas en las que se encuentran estos cubos en las paredes cuya extracción es muy complicada. Hay zonas en las que el agua se abre paso en pequeñas gotitas de agua salada haciendo formaciones muy curiosas y originales.

De nuevo visitamos este entorno al que hacía mucho tiempo que no volvíamos. Una excursión muy agradable e instructiva y, como siempre, con muy buena compañía.