EXCURSIÓN A LA MINA LA ESTRELLA, PARDOS
Por Jesús Fraile Rodrigo

El mundo de los microminerales es un mundo independiente y completo en sí mismo. Cuando miramos un mineral a través de la lupa binocular estereoscópica descubrimos que puede existir el “todo” en lo pequeño, que podemos ver un mundo complejo, difícil, completo, definido y hermoso en lo que no se ve a simple vista.
Repasamos hoy una excursión a una mina que constituye el paraíso de los microminerales, la mina la Estrella de Pardos (Guadalajara) y elegimos la excursión que realizamos el 2 de enero de 2010.

Muy temprano nos reunimos a pesar del frío un buen grupo de amigos para visitar la mina: Mª Antonia Royo, Paco Cebolla, Jesús Clemente, David Moñux y Julio Moreno además del autor.

Para llegar a Pardos se toma la autovía de Teruel hasta llegar a Daroca en donde se coge el desvío que lleva a Santed, dejando poco más adelante el desvío que por la izquierda lleva a Gallocanta. Seguimos la carretera en dirección a Molina de Aragón y tras pasar Tortuera y Cillas tomando el desvío a la izquierda se llega a Rueda de la Sierra donde en mitad de una curva pronunciada a la derecha sale el desvío que lleva a Torrubia. Por fin a unos 3 Km. se toma un nuevo desvío a la izquierda que nos lleva hasta Pardos. Al final del pueblo tomamos a la izquierda la pista muy bien arreglada que lleva a Canales de la sierra y de la que a los 3 Km. sale a la izquierda la pista en muy mal estado que en 400 metros nos deja en la mina La estrella.


Participantes en la excursión. El que hace la foto es David Moñux

Nada más llegar nos encontramos con todo helado (evidentemente si salimos el 2 de enero es probable que nos encontremos con esta circunstancia) hielo que se extiende a la escombrera de forma que es difícil incluso desprender el mineral. Pero el día es bueno y poco a poco el sol va calentando de forma que comenzamos nuestra actividad buscador.


Todo estaba helado

Nos encontramos con unas amplias escombreras en las que aparecen diferentes minerales de cobre y plomo, carbonatos y arseniatos. Como minerales primarios aparecen galena y tetraedrita, en cristales pequeños en los huecos de la roca encajante. Como minerales secundarios, aparte de las consabidas malaquita y azurita, encontramos arseniatos variados, todos ellos para ver en la lupa aunque con formas extremadamente bellas ¡y raras!. Allí se han encontrado, desde los más habituales como olivenita, libethenita y mimetita, hasta los más raros y difíciles de encontrar como la clinoclasa, bayldonita, beaverita-beudantita e hidalgoita. Y todavía se siguen encontrando minerales no descritos anteriormente en este yacimiento tras seguir analizando diferentes muestras: bariofarmacosiderita, arsentsumebita, carminita etc.

En nuestra excursión, poco a poco, fue calentando el sol y fue haciéndose el día más agradable, lo que nos permitió rebuscar por todos los rincones de la escombrera e ir encontrando pequeñas muestras para poder mirar con la lupa binocular en casa.

Como siempre la experiencia inolvidable, a pesar del frío, la mina bien merece una visita aunque lo mejor como siempre por suerte en nuestra asociación…. la compañía.


Partiendo hacia la mina


Escombreras


Mª Antonia, la reina de la escombrera



Minerales en la escombrera